Cómo cuidar la lengua: Una guía completa

¿Utilizas un cepillo lingual para mejorar la salud de tu lengua? ¿Sabías que tu lengua puede saborear los alimentos? Sí, y por mucho que nos guste el dulce, no solemos pensar en las consecuencias de comer demasiado azúcar u otros ingredientes dulces. Pero la lengua puede percibir la diferencia entre los distintos alimentos. De hecho, la textura y el sabor de los distintos alimentos son detectados por nuestra lengua, al igual que en la época del hombre primitivo. Nuestras lenguas no son muy grandes, por lo que es fácil imaginar que sólo alguien con una boca muy mordaz sería capaz de degustar todos los diferentes sabores que le rodean. Sin embargo, ¡esto no podría estar más lejos de la realidad! La lengua no sólo nos ayuda a identificar los sabores, sino que también desempeña un papel importante en la digestión. Cuando el sistema digestivo no funciona correctamente (por ejemplo, porque nos duele el estómago), el sentido del gusto también se resiente. Por eso es importante cuidar la lengua: no sólo por ti, sino también por tu salud. Aquí tienes algunos consejos útiles para cuidar tu lengua: Una guía completa

Comer alimentos frescos y ligeros

Si quieres disfrutar de todo el potencial de sabor de los alimentos, intenta comer fresco. Esto significa que los alimentos son de temporada, y que maduran muy rápidamente. Puedes comprobar la madurez de las frutas y verduras probándolas. Si no puedes comer alimentos frescos, come poco. Puedes cuidar la comida pesada tomándola con calma al día siguiente.

Bebe mucha agua

Si consume regularmente bebidas para calmar la sed o café, está bebiendo agua en una concentración demasiado alta. Ambas bebidas contienen grandes cantidades de ácido. La única forma de hidratarse correctamente es beber agua a un volumen normal y saludable. Un exceso de ésta provocará acidez (pH alto) en su estómago. Esto es perjudicial y puede provocar diversas enfermedades, como enfermedades gástricas relacionadas con la acidez o enfermedades digestivas relacionadas con la acidez.

Evite los alimentos ricos y picantes

Los alimentos picantes y ricos tendrán un sabor picante y rico para su lengua, pero no tendrán un buen sabor para su cuerpo. Lo mismo puede ocurrir con los alimentos dulces. Si no puede evitar estos alimentos, debería jugar un poco con el picante. Es mejor probar algo ligeramente picante que tener la lengua ácida. Estos alimentos harán que tu sistema digestivo trabaje más de la cuenta, lo que hará que te cueste digerir la comida. Intenta evitar los alimentos ricos en la medida de lo posible.

Prepara tu propia comida sana

Si te apetece la comida casera, deberías considerar la posibilidad de preparar tu propia comida saludable. Puede ser cualquier cosa, desde batidos hasta magdalenas, pasando por desayunos y meriendas. Si no puedes comer dulces o alimentos picantes, puedes seguir disfrutando de la preparación de comida sana. Por ejemplo, puedes preparar sopas o guisos saludables para llevarlos contigo. Esto ayudará a tu cuerpo a obtener los nutrientes que necesita y a la vez aliviará tus ansias de comer. También puedes preparar verduras frescas como tomate, pimiento, pepino y judías verdes. También debes considerar el cuidado de tus dientes. Puedes hacerlo con hilo dental o utilizando bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio puede ayudar a eliminar el exceso de ácido de su sistema y prevenir la pérdida del esmalte de los dientes.

Consume frutas y verduras

Las frutas y las verduras contienen muchos nutrientes, vitaminas y minerales. También están llenas de fibra y agua. Esto las hace muy saciantes y te hacen sentir lleno durante mucho tiempo. Sin embargo, es importante recordar que hay que comer las frutas y verduras crudas o sin ninguna modificación. Si tiene que cocinar una fruta o verdura para hacerla comestible, asegúrese de pelarla. También debes lavar bien las frutas y verduras para evitar la exposición a pesticidas u otras toxinas. Esto se debe a que a veces podemos consumir frutas y verduras que han sido tratadas con productos químicos o pesticidas. Es mejor prevenir que lamentar.

No comer después de comer

Este es el consejo más importante de todos cuando se trata de cuidar la lengua. No debes comer nada después de haber comido porque esto provocará que el estómago esté muy ácido. Si tienes un malestar estomacal, debes evitar comer cualquier cosa que tenga una fuerte acidez, como los cítricos y las especias fuertes. También debes beber al menos 8 vasos de agua al día. El agua es importante para el cuerpo y la mente. Mantiene tu cuerpo hidratado y ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas.

¿Es malo el azúcar?

El azúcar es un tipo de carbohidrato que se encuentra en muchas frutas y verduras. Se puede encontrar en muchos postres, panes y otros productos horneados, así como en algunos refrescos e incluso como aditivo en algunos medicamentos. Sin embargo, el azúcar no es saludable para usted de ninguna manera. Sencillamente, no es bueno para su cuerpo de ninguna manera. Cada vez que consumes azúcar, está haciendo dos cosas para tu cuerpo: está convirtiendo las calorías en energía y está causando acidez en tu estómago. Esto significa que comer demasiado azúcar puede provocar un aumento de peso, un incremento de la presión arterial y del colesterol, un mayor riesgo de desarrollar diabetes y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

¿Qué puedo saborear con la lengua?

Hay muchos sabores diferentes en el mundo. Algunas personas encuentran sensaciones gustativas en ciertas frutas o verduras, mientras que otras tienen más experiencia con los hidratos de carbono y otros alimentos occidentales. Se pueden saborear muchas cosas diferentes con la lengua. Hay muchos tipos diferentes de papilas gustativas en la lengua: células receptoras, receptores sensoriales, receptores neuronales y receptores hormonales. Con la lengua se pueden saborear muchas cosas que no se esperan. Por ejemplo, si intentas probar ciertos alimentos mezclados en diferentes países, probablemente te sorprenderá lo que sabrás. Por ejemplo, cuando comes una comida india con especias, probablemente sabrás mucha pimienta. Sin embargo, si mezcla esas mismas especias en su cena latinoamericana, probablemente no sabrá más que sal.

Resumen

Cuidar la lengua es importante no sólo para la salud, sino también para la autoestima. El sentido del gusto es tan importante como el del olfato. Puedes disfrutar de los alimentos que te gustan con una lengua sana, pero si no la cuidas, empezará a resecarse y a carecer de sabor.

Por eso es importante proteger la lengua. Debes beber mucha agua, comer verduras y frutas frescas y evitar comer alimentos con mucha acidez. También debes usar el hilo dental a diario y mantener tus dientes y encías hidratados.

Hoy en día hay muchos productos que dicen tener buen sabor sin ser buenos para ti. Por desgracia, muchos de estos productos están llenos de sustancias químicas y no están recomendados por los científicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.